Medicina Fetal Campeche 981-124-2195
Coronavirus y embarazo:  qué debes saber para evitar el contagio

COVID-19 Coronavirus y embarazo:  qué debes saber para evitar el contagio

Coronavirus y embarazo: qué debes saber para evitar el contagio


19/03/2020 | |

Última actualización: Martes, 17 Marzo 2020 13:57

La preocupación por el contagio del coronavirus (COVID-19) se ha extendido las últimas semanas por todo el mundo. ¿Son las embarazadas más sensibles a contagiarse? ¿Pueden transmitir el virus al feto? Todavía es pronto para dar conclusiones. Lo más importante: tomar medidas de prevención. Anna Goncé, médico consultor en medicina materno fetal de BCNatal, nos lo cuenta.


¿Qué es el coronavirus?
El nuevo coronavirus (SARS-Cov2) es un virus identificado por primera vez a principios de enero de 2020 al producir una epidemia importante de casos de neumonía en la ciudad china de Wuhan. Se trata de un virus de la familia de los coronavirus que se caracterizan por causar infecciones respiratorias como el SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Grave- Severe Acute Respiratory Syndrome) o el MERS (Síndrome Respiratorio de Oriente Medio-Middle East Respiratory Syndrome). La infección que produce este nuevo coronavirus ya ha sido denominada COVID-19 (Coronavirus Infection Disease).

La tasa de mortalidad exacta del coronavirus está por determinarse, porque hay grandes diferencias entre países (desde Alemania con un 0,2% a China con un 3,7%) que los expertos creen que se explican porque en algunos países hay muchos casos leves sin detectar.

Iniciado en China en diciembre 2019, se ha extendido por todo el mundo y ya es considerado una pandemia, con el epicentro actual en Europa. España es uno de los países más afectados con casi 300 muertos a fecha 16 de marzo 2020. El virus es, especialmente virulento en poblaciones de riesgo, como gente mayor o enfermos crónicos.

¿Cuáles son sus síntomas?
La enfermedad suele cursar de forma leve o asintomática, pero en 20% de los casos puede ser grave y en 2-3% causa la muerte, especialmente en personas mayores de 70 años, debilitadas o con enfermedades crónicas sobreañadidas (respiratorias, cardiacas, diabetes). Los síntomas incluyen principalmente fiebre, que puede ser leve, y tos, pero a veces puede producir mucosidad respiratoria, dolores musculares, y alguna vez diarrea al inicio del cuadro. En los cuadros graves estos síntomas progresan hacia una dificultad respiratoria.

¿Cómo se transmite el virus?
El virus es muy contagioso y se transmite sobre todo de persona a persona a través de las gotas respiratorias o gotas de saliva generadas por una persona infectada al toser o estornudar a menos de 1-2 metros de distancia. También se puede transmitir a través del contacto con una superficie contaminada llevando posteriormente las manos a la boca, la nariz o los ojos. Las personas infectadas sintomáticas son las que más contagian, pero también se podrían producir contagios uno o dos días antes de la aparición de los síntomas.
El periodo de contagiosidad suele durar unos 14 días. La evidencia actual también sugiere que la infección en los niños es más leve, pero que pueden contagiar.

¿Las embarazadas pueden tener más riesgo de contagiarse que otros individuos?
Hasta la actualidad, no hay evidencia de ello. Ni tampoco de que la infección pueda ser más grave que en el resto de los adultos de la misma edad.

¿Tengo riesgo de contraer la infección mientras esté ingresada durante el parto?
En la actualidad todas las unidades obstétricas deben de disponer de un protocolo de atención a la mamá con riesgo de afectación de COVID-19 y se mantener en todo momento las medidas de aislamiento recomendadas para evitar el contagio a profesionales y al resto de pacientes. Además, se recomienda restringir la presencia de personas y, por ello, deben de prohibirse visitas de familiares o amistades en todo el hospital. Además, se recomienda dar altas de forma precoz.
¿Las embarazadas infectadas pueden contagiar a sus bebés?
La evidencia actual sugiere que el virus no se transmite intraútero ni tampoco a través de la leche materna. Según un estudio publicado en The Lancet (revista científica) no existen indicios de que el coronavirus se contagie de la madre al feto durante el tercer trimestre de embarazo. Tampoco se observó con las infecciones SARS ni MERS. No se espera que pueda producir defectos congénitos. No obstante, la infección se podría transmitir durante el parto o inmediatamente después por la vía respiratoria.
En las mujeres con infección activa, se recomienda en el momento del parto pinzamiento y corte precoz de cordón umbilical y medidas de protección (mascarilla) para realizar contacto madre-hijo.

¿Son compatibles coronavirus y lactancia materna?
La lactancia está aconsejada por la OMS por las repercusiones positivas en la salud del recién nacido y por el paso de anticuerpos de la mamá hacia el bebé. Si se decide lactancia materna, se aconseja realizarla con mascarilla, limpieza de pezón con agua y jabón antes de amamantar y manos limpias antes de abrazar a tu bebé.

Si la mamá ya está amamantando cuando aparece la infección, se aconseja seguir amamantando con las condiciones antes comentadas. En el caso de que la mamá no se encuentre bien, se puede obtener la leche con un extractor, y que la leche sea administrada al recién nacido por una persona sana hasta que la madre se recupere. Estas consideraciones son generales y cada centro o situación particular será considerada por los profesionales.

¿Qué consecuencias puede tener en los bebés?
Por lo que se conoce hasta el momento, los bebés que nacen de mamás con infección por Coronavirus no presentan complicaciones y están sanos. En caso de infección, los síntomas son leves y sin consecuencias. Sin embargo, tras el parto se realizaría determinación de la presencia del virus y seguimiento estricto de la aparición de síntomas de gravedad, tanto en el hospital como en el domicilio.


¿Qué medidas se pueden seguir para evitar una posible infección?
1. Deberás seguir las mismas normas preventivas que la población general.
2. En el momento actual de contención infecciosa debes permanecer en tu domicilio.
3. Evita el contacto con personas enfermas.
4. Si contactas con otras personas mantén la seguridad mínima de un metro.
5. Realiza únicamente las vistas imprescindibles a los centros sanitarios.
6. Lávate frecuentemente las manos con agua y jabón por lo menos durante 20 segundos, especialmente al llegar de la calle, después de ir al baño, antes de comer y después de toser o estornudar. En su defecto puedes utilizar un líquido antiséptico alcohólico.
7. Evita tocarte la nariz, la boca o los ojos sin lavarte las manos previamente.
8. Si estás cerca de alguien que tose o estornuda, pídele que se cubra la boca y la nariz. Hazlo tú también para evitar contagiar a los demás.
9.
¿Qué tengo que hacer si creo que tengo síntomas de la infección?
1. Si el cuadro es leve (fiebre < 38º, tos, presencia de moco…) no acudas a tu centro sanitario.
2. Intenta comunicarte con tu médico tratante.
3. Averigua si el gobierno estatal o la Secretaría de Salud ha dispuesto de alguna línea de atención telefónica.
4. No te alarmes y permanece en tu domicilio.
5. Ventila bien la casa e intenta aislarte del resto de familiares manteniendo una distancia de 2 metros,
6. no compartir cubiertos, vasos, ni toallas.
7. Si tienes más de un baño en casa, utiliza solo uno para ti. No recibas visitas.
8. Si la fiebre o el cuadro empeorara contacta de nuevo con tu médico o dirígete al centro hospitalario más cercano.

¿Existe tratamiento para las embarazadas y para los bebés diagnosticados?
En este momento, los tratamientos validados, tanto para el adulto como para los bebés, son únicamente de soporte vital y para evitar complicaciones o infecciones sobreañadidas.

¿Hay alguna investigación en curso para encontrar tratamiento?
Se está valorando la utilidad de fármacos antivirales útiles para otras infecciones y están en marcha estudios para una vacuna, aunque no se dispondrá de ella de forma inmediata: la OMS estima que "podría estar lista en 18 meses"



Por Anna Goncé, médico consultor en medicina maternofetal de BCNatal (Hospital Clinic y Sant Joan de Déu de Barcelona).

Fuente: https://www.medicinafetalcampeche.com/blog.php?id_articulo=10